YoVandaliceLaPGJ

YoVandaliceLaPGJ

15 agosto, 2019 0 Yadira Villegas

Si eres mujer, ¿recuerdas cuántas veces en tu infancia te dijeron que te comportaras como una señorita? Quizás te dijeron que las niñas bonitas eran bien educadas y debían pedir todo con una sonrisa y por favor. Y es algo que todas de alguna forma hemos ido arrastrando, por eso estoy segura que si un grupo de mujeres irrumpieron en la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la CDMX de “manera violenta”, es porque no les dejaron otra opción.

Si a estas alturas no sabes el porqué sucedieron dichos eventos, simplemente sabes que vandalizaron el edificio y desde la comodidad de tus redes sociales estás juzgando sus acciones, quizás deberías investigar lo sucedido el 3 de agosto: cuatro policías subieron a la fuerza a una patrulla a una menor de edad y la violaron. #NoMeCuidanMeViolan se volvió tendencia en Twitter al darse a conocer el hecho, especialmente cuando la PGJ anunció que a pesar de todas las pruebas (grabaciones, GPS de las patrullas, el testimonio y las muestras tomadas de la menor) que habían recabado, no se podían ubicar a los posibles responsables. Después de anunciar esto, sospechosamente se filtraron los datos de la victima y por miedo retiró la demanda, por lo que los agentes volvieron a sus labores. Fue esta cadena de eventos lo que llevó a que más de 250 manifestantes protestaron el lunes fuera de la PGJ, con pancartas y graffiteando lemas como “no me cuidan, me violan”, “antes violentas que muertas”, “¿Quién nos cuida de la policía?”; también se rompieron, presuntamente a pedradas, las puertas de cristal del edificio.

Estos casos todavía no se cierran, hay que ser muy responsables, pero estoy viendo un clima muy radicalizado […]. Salí a tratar de ver cuál es su demanda y decirles que estamos de su lado“, dijo el secretario de Seguridad de la capital, Jesús Orta, al que por si fuera poco lo ya hecho por los manifestantes, le lanzaron al rostro diamantina rosa. A mí, como a muchos otros me llama la atención que el secretario afirmó estar del lado de las personas que exigen justicia, ¿Qué no es ese su trabajo? ¿Por qué se tienen que hacer manifestaciones para que hagan lo que, por definición, tienen que hacer?

Por eso no cabe en mi entendimiento que haya tantas personas que se quejen de “las formas” en que se hizo la protesta, porque a simple vista parece que les duelen más unas paredes y cristales que la vida de niñas y mujeres violadas y asesinadas. Porque esas personas dicen que la protesta debió ser pacifica, pero ¿alguien recuerda el baile de la protesta feminista de la Universidad Autónoma de Nuevo León? Daniela del Río realizó una coreografía de baile en forma de protesta por el abuso y acoso sexual en la institución, misma que se volvió un meme, porque cuando una mujer protesta es para tomarse a burla, pero ahora el hartazgo y el enojo se han sobrepuesto a “pedir por las buenas”, ahora ellas me representan, a mi y a todas las que tienen miedo de alzar la voz y las que ya no pueden hacerlo, por eso #YoVandaliceLaPGJ#YoFui son los nuevos hashtags tendencia en Twitter, porque no podemos permitir que silencien nuestras voces, si tenemos que romper más vidrios, lo haremos, todos los necesarios para que se haga justicia.

Y si un poquito de diamantina en un traje les parece agresión, ¿Por qué las violaciones y feminicidios diarios les importan tan poco? Porque yo, como mujer, estoy harta de la violencia sistemática que se ejerce contra nosotras, de que no haya ningún lugar donde podamos estar seguras, que quienes deberían protegernos sean nuestros verdugos. Si el sistema nos ha fallado, ¿Cómo nos exigen que lo respetemos? Por eso la próxima vez que pienses que vandalizar está mal, recuerda que violar y matar mujeres, para encima negarles justicia es muchísimo peor.