Tres poemas de Patricia Ortiz

Tres poemas de Patricia Ortiz

22 abril, 2019 0 Godú

9 de noviembre

Dama catástrofe
tu velo ha oscurecido la tierra
hemos tenido que guardar provisiones
buscar refugio
para soportar lo que se viene.

Los hombres han quedado ciegos
con tu fulgor oscuro.
La ciudad vacía.
Ha muerto la acacia que planté
las flores rojas, el árbol de sangre.
Los animales han partido
y todo es desolación.

Ahora estamos vacíos
porque el latir de lo que llamas
corazón
ha calcinado la esperanza.
Dama catástrofe
tu paso por el mundo
lo he dicho
lo he dicho miles de veces
ha desmoronado todo.

¿Por qué viniste si nadie te ha llamado?
¿Por qué te presentaste con ropa de fantasma?
¿Por qué no percibimos el olor que de ti emana?
Ah, quisiéramos desintegrarte
que te marcharas
quisiéramos eliminar de golpe
el paso fatuo
de tu presencia sórdida.

Pero ya es tarde.
Es tarde
y el mundo se cerró
dama catástrofe
por ti acabó todo
por ti, tan sólo
miseria y desesperanza
y siempre el miedo
y el odio anudado en la garganta.

Por ti
se oscureció la tierra.

13 de enero

Acechan los emisarios del olvido
vienen con ráfgas de fuego
queman la casa
destruyen documentos de existencia.

Qué conservar de lo que queda
dónde guardar los restos
dónde el presagio.

Para Olga Orozco

2

Debo decir que tu poesía me salvó
querida Olga.
Fue un hachazo
un golpe en medio de la poca luz
que moraba todavía.
Palabra por palabra
susurrabas la respuesta
lo que yo necesitaba.

Tu casa se asentaba en médanos
era el navío de los sueños de una niña.

He visto por tu ventana
un resplandor inesperado
también la luz es un abismo.

Era tanto el viento que pasaba por tu pueblo
que era preciso poner cercos para detener la arena.
Detener la arena
¿dónde se habrá visto eso antes?
Parar los granos de arena
esos que traen historias
por eso había que detenerlos.
Golpeaban fuertemente
como golpeaba tu palabra.
Tocaste a mi puerta
y tenías todas las respuestas.
Fulminante fuiste
como un hachazo, lo he dicho antes.

En el abismo de mi vida
cuando se habían apagado las velas y el amor
cuando como tú
conjuraba de extrañas formas
la tristeza
cuando se asomaba
el árbol rojo que florecía a pesar de todo
tus palabras me salvaron.

Ahora estoy en tu jardín
y la casa se mueve como el barco
que imaginabas siendo niña.

El viento sigue siendo fuerte
pero no se mueve más mi casa.

Patricia Ortiz Lozano (Aguascalientes). Licenciada en Derecho y Maestra en Arte por la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Estudió también la Maestría en Arte Contemporáneo en la Universidad de las Artes. Autora de los libros de poesía: Sitio de sombra (ICA), Casa de lluvia (UAM/ Verdehalago), El otro mar (Editorial Tiempo) y Memoria de la huida (Instituto Mexiquense de Cultura). Poemas suyos han sido traducidos al rumano, catalán y francés y ha aparecido en varias antologías de poesía. Fue becaria del FONCA para hacer una residencia artística en Argentina en el área de poesía (2013) y ponente en el Congreso 2016 de la Asociación Americana de Literatura Comparada (ACLA) en la Universidad de Harvard. Obtuvo mención honorífica en el Premio Nacional de Literatura Salvador Gallardo Dávalos 1996 y en el 2008 en el Premio de Literatura Alejandro Céssar Rendón, convocado por la SOGEM. Los poemas aquí publicados pertenecen al libro Diario de lo deshabitado (Universidad Autónoma de Aguascalientes, 2018).