La magia de San Gabriel

La magia de San Gabriel

1 noviembre, 2018 0 Godú

Godú visitó San Gabriel para saber por qué este lugar se ha convertido, en los últimos años, en el destino del sur de Jalisco más frecuentado por el turismo cultural.

 

#Elllanoenllamas #SanGabriel #JuanRulfo

Panorámica del centro de San Gabriel

Los pueblos del sur de Jalisco están llenos de cierta magia, reconocible cuando se camina sus calles empedradas, se admira su arquitectura tan particular o se habla con su gente. San Gabriel no es la excepción. Cuando el viajante se adentra en las calles de esta pequeña ciudad, seguramente le vendrá a la mente aquellas líneas que el escritor Juan Rulfo escribiera en El llano en llamas: “San Gabriel sale de la niebla húmedo de rocío. Las nubes de la noche durmieron sobre el pueblo buscando el calor de la gente.”

Durante una semana, en el mes de mayo de cada año, nativos y visitantes se suman a una serie de actividad relacionadas con el autor de Pedro Páramo, pero también con todas las artes y manifestaciones culturales que resaltan y ponderan el lugar que ocupa San Gabriel en el universo literario de Rulfo.

Moisés Nava, propietario de Murmullos

Godú visitó San Gabriel para saber por qué este lugar se ha convertido, en los últimos años, en el destino del Sur de Jalisco más frecuentado por el turismo cultural. Y no es para menos: desde hace dos décadas, San Gabriel celebra un festival cultural dedicado a la vida y obra de Juan Rulfo. Durante una semana, en el mes de mayo de cada año, nativos y visitantes se suman a una serie de actividad relacionadas con el autor de Pedro Páramo, pero también con todas las artes y manifestaciones culturales que resaltan y ponderan el lugar que ocupa San Gabriel en el universo literario de Rulfo. Más allá del festival, durante el resto del año continúan actividades encadenas al mismo objetivo. Además, tanto gobierno como sociedad civil impulsan iniciativas para fomentar y promover el turismo cultural, casi todas tendientes a recordar que es aquí, en San Gabriel, donde Rulfo concibió Comala, el pueblo habitado por ánimas en la novel Pedro Páramo. “El lugar más cercano al Comala de Rulfo está en San Gabriel”, nos dice Moisés Nava, un gabrielense que le apuesta todo a que esta ciudad sea cada vez más visitada por los admiradores del escritor jaliscience. “Aquí nació y vivió Juan Rulfo, y seguramente sus libros empezaron a escribirse aquí, con referencias geográficas y situaciones sociales que todavía hoy son reconocibles”, asegura.

“El lugar más cercano al Comala de Rulfo está en San Gabriel”, nos dice Moisés Nava

Por eso, recientemente Moisés inauguró “Murmullos” un pequeño café-restaurante en los portales de la ciudad, justo frente a la plaza donde se erige la estatua de tamaño natural del escritor. Sin ser un café temático Murmullos rinde homenaje a cada línea rulfiana. La decoración del lugar logra recrear un ambiente íntimo, pero conectado a la alegría y bullicio de la plaza principal. Es como estar dentro de una casa gabrielense, con toda la discreta cordialidad de los anfitriones.

En su carta se pueden encontrar platillos preparados con ingredientes frescos y de la región. Pero también un excelente café y una bebida que es representativa del lugar: “La Faustina”, un coctel creador hace décadas por el comerciante Faustos de la Torre, y cuya base alcohólica es el mezcal (que desde hace siglos se produce en estas tierras, aunque no tiene la denominación de origen), acompañado con sumos de ciruela roja, naranja, limón y dos tipos de gaseosas. En “La Faustina” están los sabores de esta tierra. De hecho cada año, en el marco del festival rulfiano, se lleva a cabo una peculiar competencia entre los gabrielenses para definir quién prepara la mejor Faustina. Sólo hay un ganador, y el público asistente tiene la oportunidad de disfrutar de todas y cada de estas preparaciones.

Iglesia de San Gabriel.

San Gabriel es un pueblo para visitar todo el año. Y actividades hay muchas: contemplar los atardeceres desde el hermoso mirador Vine a Comala; recorrer las ex haciendas de Telcampana, Guadalupe y San José; hacer el recorrido rulfiano (un paseo por la ciudad en el que se visitan lugares referidos en la obra del escritor), disfrutar su gastronomía típica en sus restaurantes; visitar las tabernas de los alrededores(donde de puede degustar licores artesanales), conocer las casonas típicas del centro de San Gabriel o sentarse en la plaza a compartir la charla con los lugareños. Descubrirás que aquí todo tiene magia.