Dos poemas  | Félix Martínez

Dos poemas | Félix Martínez

7 marzo, 2020 0 Godú

Por: Félix Martínez

Los remolcadores

Ellos esperan la voz de la radio,
de tan ociosos que están uno
toco la bocina como haciéndose
notar que está ahí.
Cuatro por un extremo y cuatro
por el otro en el malecón, formados
como niños en la escuela en dos filas.
La tarde los cubre perezosa, mientras
ellos se mecían plácidos, con el vaivén
del agua del mar.
Las llantas les cubren los cascos por
sus orillas y sus revólveres rojos de
chorro de agua, están como guardianes
a la espera de la acción.
Sus banderas, sus antenas receptoras
de señales, las luces rojas preventivas
y sus poderosos faros descansan sobre
el mástil por encima de la cabina del
capitán que viaja de incógnito, sólo los
cristales oscuros lo reconocen.
La tarde fue suave y benévola con ellos,
así los recibió la noche, casi dormitando,
él de adelante, testigo severo de acciones
indecentes y divertidas.
En proa un par de ojillos inquietos
buscan la distracción, para no aburrirse,
de tan triste que estuvo la tarde.

Punto de equilibrio

 ¿Dónde estás? Algunos te conocen,
otros no: estás entre las subidas y
bajadas de la vida y sólo algunos
se quedan ahí contigo, gozando
felices, en armonía y sabiduría en
tu universo.
La mayor parte del mundo
anda arriba, cansándose
en la bajada, persiguiéndote.
Algunos otros andan por abajo,
subiendo para alcanzarte.
Pero en ello se les va la energía y
terminan cansados sin lograr su meta:
no te encuentran.
Todos buscan el consejo del gran
señor, sin que nadie descifre sus
palabras y buscan e intentan unas
y otras cosas sin conseguirlo.
Tú estás ahí en la espera, que sin se cansen
en la subida, gocen y sin que en la bajada
se agiten, lleguen y disfruten tu paz, tu
gloria y la inmensa alegría que proporcionas
con tu cielo azul, en tu campo de flores
silvestres.
En tus montañas frías por un lado y
por el otro el calor de tus trópicos,
es el punto intermedio a donde pocos
llegan a tu paraíso.