Con ojos de niño en verso: dos poemarios infantiles de Armando Salgado

Con ojos de niño en verso: dos poemarios infantiles de Armando Salgado

2 octubre, 2019 0 Carmen Núñez

“Los poemarios para niños de Armando Salgado son propuestas ambiciosas que pretenden ir más allá del juego rítmico del verso”.

Es la infancia el periodo de vida del ser humano con mayor dinamismo y libertad. Ahí volamos aviones, salvamos el mundo, libramos batallas épicas, construimos fortalezas y el tiempo transcurre con suavidad de arroyo manso. En ese espacio único de contemplación, también formulamos nuestras primeras preguntas, inquietudes genuinas que surgen de la sorpresa al tratar de conocer el origen de las cosas. Pero crecemos y ese “país llamado infancia” —como lo definió el poeta Vicente Quirarte— se aleja de nosotros llevándose nuestras preguntas y capacidad de asombro. Afortunadamente, algunos se rebelan y enfrentan el territorio inminente del desencanto a través del arte donde plasman sus hallazgos.

Armando Salgado pertenece a ese grupo. A muy corta edad, descubrió el poder de la palabra e hizo con ella un escudo que lo acompaña en las batallas diarias de la vida. Cuando escogió su profesión, tuvo que decidirse entre las dos únicas opciones que no mermaban la precaria economía familiar: el cuartel o las aulas. Su apego al cobijo familiar lo hizo decidirse por la educación normalista rural, pues ésta evitaba traslados lejanos y lo mantenía cerca de sus raíces. Desde entonces, su entrega a la docencia lo ha llevado a concluir un doctorado en enseñanza básica y más tarde, a intervenir en los programas de la carrera magisterial rural. Además de la cátedra, la creación literaria ha sido una compañía fiel a la largo de su preparación académica y, por su despliegue en el verso y en la prosa, ha recibido destacados premios como el Nacional de Narrativa Mariano Azuela 2014 y el Internacional Jaime Sabines 2017.

Los libros que hoy nos acercan a este joven escritor, nacido en Uruapan, Michoacán, son Leoncito Rex y Mina (o como vivir en un tejado sin usar sombrilla), ambos publicados por la editorial Puertabierta y el Gobierno del Estado de Colima; dos poemarios para niños de doble goce estético donde el pequeño lector disfrutará de las ideas tras los versos, pero también de las ilustraciones realizadas por el pintor cheranense Ángel Pahuamba.

A través de Leoncito Rex conocemos las inquietudes del niño que lo adopta una noche de contemplación estelar donde la imaginación se vuelca protectora y afable. Esa compañía que en un inicio cabe en la palma de la mano, se trasforma en colosal conforme se avanza en la lectura; la historia de una amistad entre un gallo, un dinosaurio y un niño, que nos recuerda que las dudas y los miedos se enfrentan mejor con compañía. Mediante juegos de palabras, imágenes poéticas y curiosas preguntas, Armando Salgado nos recuerda que la imaginación es el mejor juguete para un pequeño y que un gallo celoso puede expresar el gran significado de la amistad. Acompaña a este texto un memorama que ayudará a fijar mejor en los niños las imágenes de los personajes de la historia.

En Mina (o como vivir en un tejado sin usar sombrilla), el narrador nos cuenta la vida de sus gatos Mina y Mino, dos enamorados felinos de pelaje opuesto, como la nieve y la tinta, que surcan tejados y tendederos para encontrar aventuras de polluelos, gatitos abandonados o de monstruosas ratas egipcias. Sobre la historia de estos mininos, se tejen imágenes poéticas mediante las cuales el autor describe, a partir de distintas asociaciones, los misterios internos que encierra la noche: la tristeza, el miedo, la oscuridad, la muerte, el sueño, el amor, el silencio. Más que mascotas, Mina y Mino son “respiros repartidos en un par de maúllos” que ayudan a comprender mejor la vida y sus bemoles, porque “hay algo de gato en cada uno de nosotros”. Como en el libro anterior, en éste se despliega el talento gráfico de Ángel Pahuamba en matices claroscuros. Un libro que gozarán los pequeños lectores, no sólo por la historia sino también por su ingenioso contenido y, sobre todo, porque cultivará en ellos nuevas formas de explicar la realidad.

Los poemarios para niños de Armando Salgado son propuestas ambiciosas que pretenden ir más allá del juego rítmico del verso. Su interés no está en la música del discurso, no son canciones o cuentos escritos con rimas; no, sus poemas le apuestan a la idea, a que el niño confíe en su instinto primigenio de filósofo nato, a que mire la realidad con sus ojos de niño en verso. Porque en esas preguntas ingenuas de la infancia se encuentra el verdadero valor de las cosas. Mientras el mundo de los adultos se concentra en la resolución de problemas prácticos y económicos, el interés ocular del pequeño —como en el poeta— está en las cosas sencillas, para encontrar en ellas fascinación por la vida, para imaginar y construir de otra manera nuestra abrumadora realidad.

Salgado Morales, Armando. Leoncito Rex. Ilustraciones de Ángel Pahuamba, México, Puertabierta Editores / Gobierno del Estado de Colima, 2016, 16 pp. (Sembrando lectores).

Salgado Morales, Armando. Mina (o cómo vivir en un tejado sin usar sombrilla). México, Puertabierta Editores / Gobierno del Estado de Colima, 2016, 54 pp. (Sembrando lectores).