Alas al grito de la luz

Alas al grito de la luz

19 febrero, 2019 0 Godú

Bajo el sello conjunto de las secretarías de Cultura federal y del Estado de Colima, aparece este mes el libro colectivo Alas al grito de la luz, tres poetas colimenses. Por cortesía de los autores publicamos una muestra de los poemas contenidos en la publicación.

Nadia Contreras

La ciudad construye a toda prisa
canchas, parques,
complejos habitacionales,
callejones
donde la oscuridad
teje candados:

zonas
entre lo negro
y lo blanco.

En ese caos sin tregua,
los tejidos de la ciudad
se completan
y es como si esa piel,
por debajo de la ternura,
nos cubriera a todos.

Nuestros ojos tapiados
no siempre coinciden
con los misterios.

Grace Licea

La muerte de los barcos

¡Qué triste la muerte de los barcos!
mirar apagar la llama líquida de sus ojos
verlos sin sangre, contraer sus venas de acero
enredarse después en la hierba marina.

Me apenan los barcos sepultados de muerte natural
no tienen la fama del naufragio
que los hace inmortales.

Convertidos en cadáveres, son el dilema de sus Dioses
a dónde llevarlos, dónde ponerlos, dónde ocultar
su cuerpo corrompido…

Su funeral es silencioso;
cuando la tumba de agua se abre
a ese corpulento ser de la mar,
se le escucha el último gemir
del mástil que se quiebra.
y parecen cantar
la ronca canción de sus padres:
los árboles.

Jaime Obispo

Sentencia
Por esos días andaba caviloso
como atrapando moscas garapiñadas
casi beatificado por los aires de la madrugada.

Iba a tu casa a buscarte.
Abrías la puerta con el gesto
que tienen las mañanas que no saben ser mañanas
sino días de calor plenos de sol sonriente.

Entonces yo entraba sonámbulo a los territorios
de mí mismo
y platicaba contigo un eviterno diálogo de silencios.

Tú te dedicabas a la desesperación
y yo a mecanografiar informes para el tribunal de 42
jueces solemnísimos que nos sentenciaban al amor
todas las veces que nos encontráramos.

Cumplíamos nuestra condena como si no lo supiéramos
y tratábamos de olvidarla viendo hacia la ventana…